jueves, 5 de julio de 2012

capitulo 03


Capitulo 03 - Jayden
En aquel lugar apartado de la ciudad, en ese mismo momento...
Ella no se daba cuenta, pero él se quedó mirandola con emoción.
- Hola, yo soy Jayden.
Ella miró a su derecha, donde ese tal Jayden estaba sentado. Era el segundo chico que conocía ese día, y con el primero no es que le fuera demasiado bien...
- Hola, yo me llamo Melissa, me puedes llamar Mel - dijo involuntariamente
- Encantado. Ahora estoy esperando a que salga mi hermano Ángel, pero después podemos dar una vuelta y me ensañas la ciudad, soy nuevo.
- Eeee....está bien, yo tengo que recoger a mi hermanita, pero te puedo hacer de guía turístico.
En ese momento salieron los pequeños, salían sonrientes, sin preocupaciones, sin darse cuenta que dentro de unos años la vida sería mucho más difícil.
- Mel, lo siento, me encantaría que fueras mi guía turístico, pero me acaba de mandar un mensaje mi madre para que lleve a Ángel a casa que tenemos una cena.
- No pasa nada, ya te veré...
- ¿Y que tal si me das tu número de móvil y te llamo después y quedamos?
- Buena idea...es 653 421 870
- Te llamó
- OK
Su camino se separó ella cogió el metro, él su coche. Se despidieron con una mirada, una mirada llena de felicidad, con ganas de probar esa felicidad que tanto les gustaba y que habían anelado cada noche.
- ¡Ya estamos en casa! - gritó Mel
- Hola mis niñas, ¿qué tal el día?
- Bien mamá, voy a mi cuarto, que me duele la cabeza.
- Se me había olvidado avisarte, está noche vienen a cenar unos amigos. - dijo - Ponte guapa...
Ella subió a toda prisa las escaleras. Entró en su habitación, estaba emocionada con esa cena, su madre por fin había salido ha conocer gente despues de la muerte de Railey, su padre.
Se metió en la bañera, echó aceites y jabones, para relajarse...Estuvo ahí metida al menos una hora. Cogió la toalla más próxima de su pequeño baño propio, salió de la bañera y se envolvió en la toalla suave. Fué a su habitación, no sabía que ponerse, al final optó por un vestido por encima de la rodilla, con vuelos y en colores pastel, a eso lo acompañarían unos paqueños zapatos de tacón, medían mínimo diez centímetros. Se recogió su larga cabellera rubia en una preciosa coleta, descubriendo así su bonita cara. Se echó una pequeña base de maquillaje, se aplicó rimel en sus pequeñas pestañas, ahora largas, infinitas...También se pintó sus labios con un poco de brillo.
- ¡Mamá! ¿Qué tal estoy?
- Preciosa como siempre. Estos amigos tienen un hijo un año mayor que tú, y otro niño de la edad de Ashley, son nuevos en la ciudad y había pensado que podrías quedar con el chico para enseñarle la ciudad.
Inevitablemente pensó en Jayden, todos los datos que le había dicho su madre coincidían misteriosamente, Jayden tenía una cena, eran nuevos, tendría unos 19 años y su hermanito era de la edad de Ashley.
Ding Dong - sonó el timbre
- Voy - dijo mi madre
En ese momento lo vió...

No hay comentarios:

Publicar un comentario