martes, 26 de junio de 2012

capitulo 00


CAPÍTULO 00 - DONDE EMPEZÓ TODO...

La gente conocía su nombre,todos se estremecían al verle,si, era un chico bruto y un auténtico don Juan. Si era César, el increíble César, el que se tiraba a todas la primera noche.Sus padres estaban divorciados y disponía de todos sus caprichos, no estudiaba, ni trabajaba, hacía siempre lo que quería.

Un día cualquiera de finales de JUNIO, en una mañana cualquiera...
Salió del hotel, no sin antes dejar un billete de cincuenta dólares encima de la mesilla de noche. Aquella chica no era tan buena en la cama como él había pensado.Cogió su increíble moto y salió rápidamente de aquel estúpido lugar. Iba a doscientos por hora, como otras muchas mañanas. Solo quería alejarse sin más.Ya estaba en el centro de Nueva York. Aparcó su moto en una esquina de la acera y bajó de la moto.No quería entrar en su casa, estaba harto de regaños y enfados, solo quería correr.
- Puto móvil -dijo cogiendo el móvil del bolsillo de sus vaqueros.
- Hola hijo, ¿dónde estás? Por fin me coges que llevo toda la noche llamándote ¿dónde has dormido?
- Estoy dando una vuelta, luego hablamos.
Con esto colgó el teléfono. Llegó un mensaje de Diego, su mejor amigo.
Esta noche hay una fiesta en "Times Square", es + de pijas y pijos pero estara bien robar algo por alli para luego comprar tabaco, que te apuntas... Llamame!
De repente... BOOM!!

* * * *
Ella era una de esas chicas que pasan desapercibidas, una del montón.No la conocía mucha gente en su instituto, el SAINT 'S JACOB HIGH SCHOOL. Era esa clase de alumna ejemplar, al contrario que sus amigas, Diana y Elena, ellas eran divertidas y muy extrovertidas.Su madre era fotógrafa profesional y su padre había muerto cuando ella tenía 12 años por leucemia, y su hermano mayor, Rubén, murió en un accidente de moto el año pasado. Melissa, Mel para los amigos, era es clase de chica, hasta que conoció a aquel chico, aquel chico que le cambiaría la vida por completo.

Ese mismo día, a la misma hora...
Sonaba el despertador continuamente.
- Melissa, levanta de la cama ya, que llegas tarde a clase.-gritó su madre desde la cocina.
Se levantó de mala gana de la cama. Se vistió la ropa que preparaba cada noche, hoy, se puso unos vaqueros rotos con su sudadera de Chupa - Chups y sus Mustangs de color violeta. Se maquilló un poco y se hizo una coleta alta. Cogió su mochila y bajó corriendo las escaleras. En el último escalón encontró el rostro enfadado de su madre.
- Llegas otra vez tarde, y has vuelto a perder el autobús. ¿Te tengo que llevar como ayer? ¡Me van a despedir!
- Tranquila mamá, hoy iré en bicicleta y así llegas bien a tu trabajo.
- Te quiero pequeña, y coge algo para desayunar. Me voy cariño, y recuerda que a las tres tienes que recoger a tu hermana.
- Si mamá
La dió un pequeño beso en la punta de la nariz y salió disparada.    
Mel cogió una tostada y salió corriendo a por su bicicleta al garaje, si no se daba prisa llegaría otra vez tarde esa semana. La encontró tirada en un rincón del garaje envuelta en un polvo fino. La limpió un poco como pudo y salió disparada en dirección al instituto. Allí desayunaría en condiciones.
Cuando pasaba por Central Park, se puso a mirar el paisaje y pensó que debería ir en bici más días, le parecía maravilloso pasear por N.Y. Atajó por un camino de piedras, perdió el control de su bicicleta, pero pronto le recupero. Suigió su paseo sin darse cuenta de que los frenos estaban atascados.
De repente, sin poder frenar... BOOM!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario